viernes, 22 de abril de 2016

El nombre del viento, #Patrick Rothfuss






Título: El nombre del viento
Autor: Patrick Rothfuss
Editorial: Plaza & Janes editores
Páginas: 880
Formato: Tapa blanda con solapas
Precio: 21€

(Existe edición bolsillo (9.95€) y tapa dura con sobrecubierta)




<<Viajé, amé, perdí, confié
y me traicionaron.>>

En una posada en tierra de nadie, un hombre se dispone a relatar, por primera vez,
la auténtica historia de su vida. Una historia que únicamente él conoce y que ha quedado diluida
tras los rumores, las conjeturas y los cuentos de taberna que le han convertido
en un personaje legendario a quien todos daban ya por muerto: Kvothe...
músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino.

Ahora va a relatar la historia sobre sí mismo. Y para ello debe empezar por el principio:
su infancia en una troupe de artistas itinerantes, los años malviviendo como un 
ladronzuelo en las calles de una gran ciudad y su llegada  a una universidad
donde esperaba encontrar todas las respuesta s que había estado buscando.




Primero, advertir que es un libro tocho. Muy tocho. El típico libro que le enseñas a alguien a quien quieres asustar. Y eso comprendo que eche para atrás. A mí me pasó. Me lo recomendaban muchísimo, de "Celia, tienes que leerte esto que es genial", veía que era como ocho veces mi cabeza y lo añadía al final, final, finalísimo de mi lista de lecturas.
Pero fui muy lerda, porque es un libro genial.

La gente lo suele clasificar como "fantasía épica", pero no estoy del todo de acuerdo. A ver, es decir, lo es. Tiene ese ambiente medieval-fantástico, y es cierto que pertenece a ese género, pero me parece que es una clasificación demasiado cerrada. Cuando dices "fantasía épica", la gente ya se está imaginando un ejército de elfos, dragones, batallas, misiones, etcétera, y esto no tiene nada que ver.

Kvothe es un niño muy curioso, hijo de unos integrantes de una troupe ambulante que se gana la vida mediante diferentes espectáculos. A Kvothe le encanta esa vida, pero tiene una sed de conocimiento que sólo podrá saciar cuando un sabio se une a su pequeña familia y comienza a darle clases. Ahí conocerá su amor por el estudio, por conocer siempre más y, sobre todo, su increíble inteligencia y capacidades.
No obstante, no todo será así de bonito.
Los chandrian, que hasta entonces no eran más que leyendas, asesinan a toda la troupe, dejando a Kvothe a su suerte. El chico tratará de sobrevivir como buenamente pueda, mendigando y aguzando su ingenio, prometiéndose a sí mismo dos cosas. La primera, averiguar todo lo que pueda sobre los chandrian y por qué mataron a su familia. La segunda, que lograría ir a la Universidad.

Supongo que mi crítica sobre este libro no será nada original, porque opino exactamente igual que todo el mundo que lo ha leído: es una maravilla. Tiene algo que últimamente muy poca literatura tiene y,  por desgracia, cada vez nos da más igual. Calidad. Es un libro con calidad. No fue creado, y se nota, con fines puramente comerciales, como prácticamente todo lo que leemos ahora mismo. Y, la verdad, notar esto mientras estas leyendo es muy reconfortante.

El estilo de Patrick es impecable. Este hombre nació para escribir. Sus comparaciones, descripciones de sentimientos, de lugares, de acciones, etc. sencillamente rozan la perfección. Lo vives todo, incluso la más insignificante conversación, como una auténtica hazaña. Hacía tiempo que no me topaba con una pluma tan buena. Y, además, algo que creo que hay que destacar es lo poco pesada que es. Al contrario que otros autores de este mismo género, como el famoso Tolkien, las palabras de Rothfuss no cuestan tanto digerirlas. No se tira páginas describiendo cosas sin importancia mientras te quieres pegar un tiro. Escribe lo que hay que contar. Nos cuenta una historia que, a pesar de ser larga, se te hace muy corta y donde todos los detalles son muy importantes.

Aun así, a pesar de todo esto, y de la trama que en ningún momento se te hace infumable, lo más importante es Kvothe. Es original, es único. Y no creo que haya otras palabras para describirlo mejor. Es un personaje con una profundidad psicológica increíble, que te pones en su piel, admiras, respetas y de todo. No es el típico héroe. Ni siquiera se le pude considerar héroe. Es Kvothe, punto. No puedo describirlo sin hacerle justicia.

Esta novela debería encabezar la lista de los "must read" de todo el mundo. Si hubiera que ponerle una pega, sólo diría que es un libro largo. Muy largo. Muy, muy largo. Y, al menos a mí, siempre me da pereza empezarme un libro tan sumamente largo. Pero merece la pena, creedme.




<<Volvía a ser de noche. En la posada Roca de Guía reinaba el silencio,
un silencio triple.>>

<<Si encuentras una persona así, alguien a quien puedas abrazar, 
con la que puedas cerrar los ojos a todo lo demás, 
puedes considerarte muy afortunado. 
Aunque sólo dure un minuto, o un día.>>

<<–¿Puedo hacerte una pregunta, Reshi?
–Por supuesto, Bast.
–¿Una pregunta molesta?
–Esas suelen ser las únicas que merecen la pena.>>

<<–Y luego te preguntarás por qué hablan de ti.
–No me pregunto por qué hablan de mí. Me pregunto qué dicen.>>

<<Si vamos a contar una historia, contémosla bien.>>

<< Me llamo Kvothe, que se pronuncia "cuouz". Los nombres son importantes
porque dicen mucho sobre la persona. He tenido más nombres de los que nadie
merece.
[...]
He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon.
He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. 
Me expulsaron de la universidad a una edad a la que a la mayoría no los dejan entrar.
He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar
ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito
canciones que hacen llorar a los bardos.
Quizá hayas oído hablar de mí.>>



5/5
Indispensable. Calidad y originalidad, de la que ya no queda. 

3 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Como me gusta ver reseñas positivas de mis libros favoritos. Puede que sea un tocho y de miedo empezarlo, pero cuando pruebas la pluma de Rothfuss todo te parece poco y necesitas más. Este libro es genial y el siguiente incluso más. Los leí del tirón los dos seguidos hace ya tres años y la resaca literaria que tuve después no lo sabe nadie, dos meses sin que me enganchase ningún libro. Después de esta obra todas me parecían "malas" porque quería más y más.
    Espero que leas pronto el siguiente y Rothfuss nos deje ya con la tortura de la espera de Las puertas de piedra.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Entonces estoy bien, me encantan los libros enormes. Otro libro más para la lista, probablemente el próximo que lea cuando termine con los de ahora.

    Güeno Celis, se que va a ser de lo mejorcito si tu lo recomiendas. Además tiene una pinta estupenda a primera vista.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me ha encantado la entrada, soy nueva en blogger, así que me encantaría que te pasases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, quédate porfa. http://cielodepalabrasperdidas.blogspot.com.es/

    Un beso y muchísimas gracias.

    ResponderEliminar

 
Alas de tinta Blogger Template by Ipietoon Blogger Template